6 meses sin TV con niños

¿Cuántas de nosotras confiamos en la mejor niñera del mundo, la televisión?
Porque desde que nuestros hijos son bebés es más fácil poner cualquier programa “educativo” que prestarle atención, porque es la forma más fácil de callarle, porque así tengo tiempo suficiente para ducharme, y como estas surgen mil razones o justificaciones; lo mismo pasa con los móviles o tablets, es más fácil para ellos estar contentos y para nosotros tenerlos quietos, pero no tenemos idea del daño que les hacemos, porque no estamos desarrollando sus habilidades, tampoco les damos la atención que debiéramos, etc.
Lo vivo con mi hijo mayor, quien creció viendo televisión, y con quien hasta comer era una pelea, la amenaza de “a dormir sin tele” lo llevaba a hacer unas rabietas tremendas o pidiendo juguetes que ni le gustaban, solo porque la tele decía, era pesado.
Hace 6 meses nos mudamos y decidimos no comprar televisión, lo cual ha sido difícil, se extraña hasta el verla apagada, sin embargo, dejamos los gadgets a un lado y pasamos tiempo juntos de calidad, el niño ya no hace rabietas, come bien, se ha vuelto más creativo, hace sus deberes sin chantajes, juega con legos, pinta, en fin, es otro niño, cada semana pide ir a la biblioteca y trae a casa cuantos libros quiere, ha comenzado a leer con muchas ganas.
En fin, recomiendo ampliamente eliminar la televisión, si bien es difícil, se puede hacer de forma gradual, però se debe incluir a todos los miembros de la familia.
Nosotros instalamos un sistema en el que viernes, sábado y domingo son 1 día para cada miembro de la familia y dicho miembro puede escoger la actividad a realizar (sea en casa o fuera de ella), o una película para ver, etc. A nosotros nos ha funcionado bastante bien, costó al principio, pero el disfrutarnos en familia ha sido un placer.
image

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *